La Violencia Escolar nos afecta a todos: identifícala y abórdala 2

LA VIOLENCIA ESCOLAR NOS AFECTA A TODOS: IDENTIFÍCALA Y ABÓRDALA (Segunda parte) 

En esta segunda parte (ver primera parte) hablaremos un poco de la violencia escolar, específicamente del bullying, que ha estado muy presente en los medios de comunicación últimamente, pero que siempre ha existido en las instituciones educativas y que no siempre se está preparado para atenderla. También presentaremos algunas sugerencias para desarrollar habilidades en la población infantil, juvenil y de adultos en educación moral y ciudadanía, como una forma de abordar y prevenir dicha situación en las organizaciones educativas.

En cuanto a su definición, Casanova afirma que “el acoso escolar o el bullying es una forma de maltrato repetitivo y durante un tiempo notable entre alumnos (as), donde está presente el ejercicio del poder, trayendo consigo la presencia de una víctima y un victimario”.  En tal sentido, presentamos otra clasificación de la violencia según la OMS, pero esta vez, según la naturaleza de la misma: 
  • Violencia física: el uso de la fuerza humana que deteriora las condiciones de otro ser, objeto o sí mismo abarcando golpes, empujones, heridas por armas.
  • Violencia Emocional o verbal: todos aquellos actos en los que una persona lastima psicológica y moralmente a otra, por medio de gritos, desprecio, insultos, mentiras, irrespeto a la privacidad, irrespeto a sus creencias e ideas, comentarios sarcasmo y burla que exponen a la víctima en público. 
  • Violencia Sexual: desde incitación a realizar actos de índole sexual sin el consentimiento de la otra persona, violencia verbal dirigida al sexo, piropos obscenos, propuestas indecentes, hasta violaciones y ataques sexuales. 

En el ámbito escolar, frecuentemente los Docentes protagonizan escenas violentas a través del humor burlón, ridiculización de los alumnos, uso de palabras hirientes y censurando la participación.  Por otro lado, frecuentemente, los docentes no se dan cuenta de que lo que creen "indisciplina de clase", en su mayoría, son formas a través de las cuales los alumnos ejercen algún tipo de violencia y, el docente, al no saber abordar adecuadamente el hecho, abusa de su autoridad llevando a otro acto de violencia: el autoritarismo.

A continuación presentamos algunas sugerencias para que los educadores y la escuela contribuyan a disminuir este problema:

Educadores 
  • Analizar los factores que causan el comienzo de la violencia y las conductas problemáticas.
  • Buscar y/o solicitar entrenamiento para abordar constructivamente las situaciones de violencia en el aula.
  • Enseñar al niño(a) a solucionar problemas y a manejar su rabia
  • Facilitar y desarrollar el diálogo, el respeto y la participación. 
  • Enseñar a extraer los aspectos positivos de una situación conflictiva, para así poder aportar soluciones constructivas. 
  • Formar a los alumnos para que sean críticos consigo mismos (amigos, familia), con los demás (guerra, violencia social) y con el medio (ecología, derechos humanos). 
  • Combinar las estrategias mencionadas con actividades de carácter lúdico-creativo. 

Escuela 
  • Proveer entrenamiento práctico, asistencia terapéutica, talleres sobre la formación moral y ciudadana, comunicación efectiva, manejo de conflictos y otros tipos de apoyo para la familia.
  • Instar a la familia a colocar las armas de fuego fuera del alcance de los niños. 
  • Establecer planes de prevención y respuesta a la violencia que incluyan a toda la comunidad escolar en su desarrollo e implementación. 
  • Animar al personal, padres y estudiantes a compartir sus inquietudes acerca de niños (as) que exhiben señales de agresividad o violencia temprana. 
  • Actuar rápidamente ante señales de niños con problemas. 


Después de repasar algunas definiciones de la violencia, sus tipos y algunas estrategias que contribuyen a la detección y abordaje pedagógico e institucional de la violencia podemos afirmar que es necesario implementar en las escuelas programas para la atención de problemas de violencia en niños(as) y jóvenes, como también diseñar y ejecutar programas de manejo de conflictos y crear espacios de diálogo e intercambio sobre el tema. 

Sin embargo, es esencial recordar que el cuidado y amor, desde el momento de la concepción de los niños(as) por parte de cada uno de los miembros de la familia y durante todas las etapas del ser humano, son vitales para construir y mantener una sociedad más condescendiente, amigable y orientada hacia la paz. 

Las sugerencias y estrategias planteadas previamente son resultado de la experiencia propia y de la investigación de otras fuentes sobre el tema.  Las mismas se pueden aplicar con recursos tan sencillos como la paciencia, la autodeterminación, el modelaje y el amor para disminuir y, por qué no, erradicar la violencia en la familia, la escuela y la sociedad. 


Por: Carol Utrera, Licenciada en Educación
Vijoca Panamá Educación y Recreación


BIBLIOGRAFÍA 
1.- Cómo hablar con sus hijos acerca de la violencia  http://www.talkingwithkids.org/spanish-violencia.html 
2.- La violencia Escolar: Perspectivas desde Naciones Unidas. Revista Iberoamericana de Educación. N0 8 2005. 
3.- Violencia escolar. Trabajo de Francisco Romero. http://roble.cnice.mecd.es/~fromero/violencia/index.htm 
4.- LA VIOLENCIA EN EL SISTEMA ESCOLAR http://www.monografias.com/trabajos27/violencia-escolar/violenciaescolar.shtml#efect 
5.- Bullying: Estrategias para el abordaje del Acoso Escolar. Universidad Metropolitana. Stella Casanova. Febrero 2013.

Etiquetas: bullying, violencia, abuso

Agregar comentario


Note: HTML no es traducible!

PanamaParaNinos - Copyright 2013 - All rights reserved!