Vacaciones: descanso y diversión con control

El tiempo de escuela es un factor determinante de los horarios y actividades de los niños, y muchas veces, de los padres y otros miembros de la familia.  Las rutinas de la mañana, de estudios, de ir a dormir, son patrones que mantienen un orden, que al mismo tiempo, agotan a los miembros de la familia.  Es por eso que el cambio de rutina que traen las vacaciones, son esperados con ansias.  

Sin embargo, las vacaciones escolares presentan dilemas importantes a los padres de familia: qué hacer con los niños, cómo ocupar su tiempo en actividades provechosas, para que no estén todo el tiempo viendo televisión y videojuegos, cómo mantener cierto horario, si bien no está el horario escolar, cómo evitar que olviden lo aprendido.  Los cursos de verano, cuya oferta es cada vez mayor y variada, ofrecen una excelente alternativa, pero no es la única panacea que resolverá las vacaciones.

A continuación presentamos algunos aspectos a considerar cuando planifiques las actividades de tus hijos en tiempo de vacaciones:

Las vacaciones son un tiempo de descanso y relajación.  Al igual que los adultos, los niños necesitan despejarse de las obligaciones y rutina del año escolar, y recargar baterías para el siguiente período.  Lapsos de tiempo libre y ocio son saludables.

Mantener ciertos horarios.  A pesar de que no existe el horario escolar, deben respetarse ciertos parámetros de sueño, comidas, etc., necesarios para el balance diario del niño, aún si éstos serán menos rigurosos en esta época.  También, en aras de una estabilidad saludable para el niño, es conveniente mantener ciertos horarios para actividades variadas, como juego al aire libre, televisión, reposo.   En dicho horario, es buena idea incluir tiempo para lectura y repaso, que ayude a fomentar dicho hábito y/o reforzar lo aprendido durante el año escolar.

Escoger actividades recreativas para el niño.  Al seleccionar de entre la amplia gama de actividades y cursos de verano, es importante que las mismas sean diferentes a las desempeñadas durante el año escolar, y siempre recreativas y según intereses del niño.  Durante el año escolar, el cerebro de los niños ha sido estimulado en su parte lógica, la cual controla el lenguaje y matemáticas, por lo que, durante las vacaciones se debe estimular la parte creativa, para propiciar un desarrollo integral y completo del niño.  Los especialistas recomiendan deportes, música, teatro, pintura y demás actividades que fusionen la diversión con el desarrollo de habilidades en el niño.
Sólo si el niño tuvo problemas académicos, se recomiendan los cursos académicos o de refuerzo, pero siempre balanceados con actividades recreativas.  

Ayuda en el hogar.  Para ocupar el tiempo ocioso de los niños, enseñarles valores y conocimientos, además de obtener ayuda, es bueno involucrarlos en algunas taras del hogar.  Ellos pueden ayudar, especialmente si en la realización están compartiendo junto con los padres, con ciertas tareas que se posponen por falta de tiempo, en el jardín, desecho de ropa y artículos que no se usan, en la cocina.

Hay que compartir tiempo libre con los niños.  Muy importante.  Durante el año escolar compartimos tiempo de estudio con los niños, en vacaciones es tiempo de hacerlo para actividades divertidas que, además de desarrollar habilidades en el niño, reforzarán los lazos familiares.


Por: Nivia Pimentel
info@panamaparaninos.com


 
 

Agregar comentario


Note: HTML no es traducible!

PanamaParaNinos - Copyright 2013 - All rights reserved!